YEMA O CLARA ¿POR QUÉ SEPARARLAS?

Los huevos son versátiles, asequibles, nutritivos y lo mejor de todo, ¡deliciosos! Sin embargo, desde hace algunos años atrás, se empezó una pequeña disputa alrededor de qué parte del huevo es más saludable: la clara o la yema. La yema contiene más grasas y calorías que las claras, ¡pero también es donde se encuentran la mayoría de los nutrientes del huevo! Por esta razón hoy desde Huevos Santa Anita queremos invitarte a explorar los diferentes niveles de nutrientes de la clara y la yema del huevo, para aclarar esta innecesaria disputa, y puedas comprender que no tienes que ser Team Clara o Team Yema, simplemente debes ser Team Huevos Santa Anita.

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/Cfd0xZU)

La nutrición que necesitas está en un Huevo Santa Anita

¿Sabías que la proteína del huevo es una proteína completa? Y que además de esto, es ¡el segundo alimento más completo después de la leche materna! Esto se debe a que un Huevo Santa Anita aporta todos los aminoácidos esenciales; es decir, aquellos que el cuerpo no produce. Un huevo aporta alrededor de 6 g de proteínas, por lo que cubre aproximadamente el 5 a 10% del requerimiento diario de proteínas de un adulto promedio. Por si no lo sabías, el huevo se encuentra en el mismo escalón de la pirámide alimenticia que la carne, las aves, el pescado, y las demás fuentes proteicas conocidas.

La clara del huevo contiene la mayor parte de la proteína.

Aproximadamente, el huevo contiene unos 6,29 gramos de proteínas, de los cuales 3,6 provienen de la clara del huevo. Además de las proteínas, encontramos otros nutrientes en la clara del huevo como por ejemplo: riboflavina, niacina, ácido fólico, vitamina B12, calcio, hierro, cobre, zinc y sodio. De las 72 calorías que en promedio tiene el huevo, tan sólo 17 pertenecen a la clara. Sin embargo, un huevo es un alimento completo que debe consumirse entero para obtener más nutrición, ya que…

La yema del huevo contiene la mayoría de los nutrientes.

Así es, la mayor parte del valor nutricional del huevo la encontramos en la yema. Ésta, la parte más deliciosa y favorita del huevo por nosotros en Santa Anita, es rica en grasas. ¡No te preocupes! Su contenido es de unos 4 gramos de grasa por huevo, de las cuales solo 1,5 son saturadas, es decir, grasas negativas. El resto, son grasas insaturadas y muy beneficiosas para el organismo. Asimismo, la yema de huevo es una poderosa fuente de vitaminas y minerales. Es rica en hierro, fósforo, potasio y magnesio. Y en cuenta a las vitaminas encontrarás las siguientes: vitamina A, E, D, B9 (ácido fólico), B12, B6, B2 y B1. Tampoco se debe olvidar que es uno de los pocos alimentos ricos en vitamina D.

Otro dato sobre la yema del huevo que no debemos pasar por alto es que dispone de una sustancia llamada colina. ¿Y quieres saber para qué es beneficiosa? Pues nada más y nada menos que para nuestra salud cerebral, para nuestra memoria y para luchar contra enfermedades como el alzheimer o la demencia senil. 

¡Come tus Huevos Santa Anita enteros para la mayor nutrición!

Entonces, ¿qué parte del huevo es mejor comer? Ya lo mencionamos arriba.. ¡Solo debes ser Team Huevos Santa Anita! Por tanto la recomendación es comer tanto la clara como la yema. No debemos darle más vueltas a esta innecesaria pelea, este junte, la clara y la yema ¡son la perfecta combinación de nutrición!

Cuando separas la clara de la yema, no sólo estás quitando el 45 por ciento del valor proteico del huevo, sino que también de otros nutrientes, además de que estarías  malgastando tu dinero. ¡Come tus Huevos Santa Anita enteros y disfruta de todas sus vitaminas, minerales y colesterol del bueno!

Fuentes:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *