RECETAS FÁCILES PARA NIÑOS EN CASA

En ocasiones nos quedamos sin ideas saludables, prácticas y sencillas de hacer para nuestros pequeños, pues en medio de la rutina y los afanes de cada día, el menú se torna estático y sin mucha variedad en la presentación de los alimentos. 

Los niños entre los 2 y 5 años, continúan en una etapa de exploración con la comida, por ello, queremos presentarte 2 recetas al mejor estilo Santa Anita, que puedes usar perfectamente para desayunos, meriendas o cenas… Y lo mejor de todo es que puedes involucrar a tus hijos en la elaboración. 

Pancakes de avena y banano

(Imagen tomada de:https://cutt.ly/xzh7NYa

Para esta receta vas a necesitar: 

  • 2 Huevos Santa Anita AA
  • 2 bananos maduros medianos 
  • 1 ½ taza de harina de avena. 
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla negra. 
  • 1 cucharadita de polvo de hornear. 
  • 1 cucharadita de canela. 
  • 1 cucharada de semillas de chía. 
  • ¼ de taza de cocoa sin azúcar en polvo (opcional). 
  • 2 cucharadas de leche vegetal o agua. 
  • Frutas al gusto.

Preparación

Antes de comenzar es importante que tengas separadas todas las cantidades de los ingredientes en distintos recipientes. 

Paso 1

Involucra a los más chicos del hogar, pidiéndoles que maceren con un tenedor o con un triturador o majador de papas los 2 bananos medianos hasta que estén completamente hechos puré.

Paso 2

Integra un huevo completamente con los bananos y luego integra el segundo. Añade la esencia de vainilla y revuelve nuevamente. 

Paso 3

Pon todos los ingredientes secos en un colador: harina de avena, polvo de hornear y canela; tamízalos e intégralos completamente a la mezcla. 

Tip: Si deseas tener unos pancakes con sabor a chocolate, separa una cantidad de la mezcla e integra la cocoa. 

Paso 4

Agrega a la mezcla las semillas de chía y añade las cucharadas de leche vegetal o agua. Recuerda que debe ser una mezcla líquida pero consistente. 

Paso 5

En una sartén caliente a fuego bajo, de preferencia con antiadherente, aplica ½ cucharadita de aceite o mantequilla y con una cuchara ve sirviendo la mezcla y dale la forma deseada; espera unos segundos a que la mezcla se solidifique un poco y tenga algunas burbujas en la superficie para voltearlo y que se dore por el otro lado. 

Repite este paso según la cantidad de mezcla que tengas. 

Paso 6

Sirve en un plato con las frutas de preferencia de tu hijo (previamente lavadas y cortadas) … Y disfruta. 

Muffins de huevo, queso y jamón

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/Szh77cs

Para esta receta vas a necesitar:

  • 2 huevos Santa Anita AAA.
  • 2 panes baguette medianos cortado en trozos pequeños.
  • 3 rebanadas de jamón de tu preferencia cortado en cuadritos. 
  • 70 gr de queso mozarella rayado. 
  • ½ taza de leche de tu gusto.  
  • 25 gr de matequilla. 
  • Sal al gusto.

Preparación

Antes de iniciar te sugerimos que separes todos los ingredientes según las cantidades, ya que así será más fácil para los pequeños ayudarte a mezclar. Precalienta el horno a 180 °C.

Paso 1

Engrasa unos moldes de cerámica para muffins con mantequilla y pon el pan baguette en trozos pequeños. Compáctalos muy bien hasta llenar 2/3 del molde aproximadamente. 

Paso 2

Agrega al molde queso y jamón hasta llenarlo completamente. 

Paso 3

Bate los 2 huevos junto a la leche y los sazonas al gusto. Luego vierte esta mezcla en los moldes hasta recubrir todos los ingredientes que ya habías puesto allí. Si deseas puedes picar finamente perejil y esparcirlo sobre cada muffin. 

Paso 4

Hornea durante 25 minutos a 180 °C, hasta que los muffins hayan levantado, estén completamente firmes y dorados en la parte superior. 

Y ahora sí… Siéntate con toda la familia a disfrutar de estos platos fáciles de hacer y que te permitirán salir de lo habitual. Además, tu pequeño se sentirá muy bien por haber participado en la actividad y tú puedes aprovechar para ayudarle a contar los ingredientes y nombrarlos para que amplíe su vocabulario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.