¿TIENES UN COMENSAL QUISQUILLOSO EN CASA? Sigue estos consejos y ayuda a tu hijo a aprender a amar los huevos

Si eres padre y estás aquí es porque sabes que los niños que son selectivos y algo complicados con la comida, a menudo tienen dificultades para obtener todos los nutrientes que necesitan para estar saludables. Y si en este sentido encuentran un poco difícil amar a los huevos tanto como nosotros desde Santa Anita lo hacemos, ¡no te preocupes! Tus deseos han sido escuchados y hoy queremos compartirte algunos consejos para que tu pequeño en casa disfrute de ellos tanto como nosotros.

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/jgVjLtc)

| ¿Por qué huevos?

Los huevos son una opción rica en nutrientes y una excelente fuente de ocho nutrientes esenciales, incluida la proteína de alta calidad. En adición a esto, es especialmente importante saber que los huevos son una de las fuentes alimenticias más concentradas de colina, la cual es esencial para los niños y el correcto desarrollo de su cerebro. Por lo tanto, incluir huevos regularmente en su dieta es una excelente manera de garantizar una fuente constante de colina en su organismo.

Sin embargo, no te preocupes si en casa tienes un comensal quisquilloso… ¡Es normal! Nuestros niños no saben ni comprenden la importancia de alimentos como el huevo en su dieta, y si en específico a tu pequeño no le gusta mucho su sabor o no ha podido acostumbrarse a su textura, existen herramientas que puedes utilizar para ayudarle a superar su rechazo inicial, y encontrarle el gusto a este delicioso y versátil alimento.

| Consejos para ayudar a tu pequeño a amar los huevos

  • Sin presión…

Para empezar, aplica aquello que llamamos política de no presión, con el objetivo de dejar a tu hijo decidir si quiere comer un huevo o no. Deja que en algunas ocasiones sea él quien decida, pero empieza a indagar cuales son las razones por las cuales no quiere comerlo. Sin embargo, asegúrate de que haya al menos un alimento en cada comida que le guste y disfrute tu pequeño… Eliminar esta presión es importante, porque incluso verse obligado a tomar un bocado puede hacer que a los niños no les guste un alimento durante mucho tiempo.

  • Exposición…

Una vez que no haya presión, será mucho más probable que tu hijo comience a explorar nuevos alimentos. En este momento, asegúrate de preparar huevos con frecuencia, sea para ti o para el resto de la familia. Aquí lo importante es que vea las diferentes preparaciones que son posibles y que empiece a reconocer que este es un alimento recurrente en la alimentación del hogar, de esta manera empezará a verlo como algo rutinario y normal.

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/dgVctrr)
  • Novedad…

Finalmente, busca siempre maneras divertidas e innovadoras para que tu hijo consuma este importante alimento. Por ejemplo, póngale a su preparación de huevo favorita un nombre especial, o sírvelos de manera diferente cada cuanto. Asimismo, deja que tu hijo te ayude en la cocina, enséñale cómo partirlos, a añadirles la sal, a revolverlos… ¡intégralo a pequeñas acciones como estas y verás el cambio! Todas estos consejos pueden contribuir a que tu pequeño aprenda a saborear y explorar los huevos como su nuevo alimento favorito.

(Imagen tomada de: https://cutt.ly/8gVcX7E)

¡Esperamos que estos tips te sean útiles! Recuerda siempre que todo recae en la paciencia y la constancia, por ello, dale tiempo a tu pequeño y tú en el proceso, conviértete una chef especializada en huevos de la mano de Huevos Santa Anita con licencia Disney, la cual es nuestra línea especialmente diseñada para los más pequeños. Así pues, de manera divertida y llena de entretenimiento, bríndale a tu hijo todos los nutrientes esenciales necesarios para su crecimiento y desarrollo cognitivo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *